Blog: actualidad del proyecto.

Un encuentro para profundizar en el legado de las mujeres de la Béjar textil

Canilleras, urdidoras, trabajadoras de hilaturas, zurcidoras, atadoras… Todas mujeres que trabajaron en el textil bejarano, quienes durante más de dos horas, compartieron sus experiencias en el encuentro de mujeres organizado por la Mesa de Igualdad del Ayuntamiento de Béjar y Anudando Vivencias Textiles para conversar sobre los contenidos que se quieren transmitir en el nuevo documental de la iniciativa.

Entre todas las asistentes acumulan más de más de 70 años de vivencias trabajando en la industria de esta ciudad. Un legado de memoria y de trabajo fabril que aún es poco valorado para la sociedad bejarana, a pesar de que muchas de ellas fueron empleadas de las fábricas textiles durante décadas, con jornadas que en ocasiones llegaron a superar las 15 horas y que se sacaban adelante gracias al compañerismo y las relaciones estrechas que se daban entre ellas. 

Algunas lucharon de forma activa para conseguir mejorar las condiciones laborales en las fábricas. La mayoría tenían la necesidad de apoyar a la familia en casa y encontraron en el trabajo no solo un medio de vida, también la sensación de libertad e independencia.

Estas mujeres cuentan que, para poder trabajar, algunas tenían que hacer hasta cuatro horas para cubrir el trayecto de ida y vuelta del trabajo. Un camino a través del frío para llegar a la oscuridad de la fábrica, condiciones que, sin embargo, no acabaron con su pasión por el oficio en algunos casos. Y hay algo en lo que todas coincidieron: tanto tesón y esfuerzo forjaron su carácter e identidad.

Con el paso de los años, sus caminos se separaron: algunas emigraron al extranjero para trabajar, otras dejaron la fábrica al casarse y muchas continuaron trabajando desde sus casas. Las que se convirtieron en madres y tuvieron hijas, cuentan que lo hicieron con la ilusión de que pudieran vivir el cambio que ellas mismas no pudieron hacer, para que tuvieran un trabajo en un sector de futuro menos incierto, para que estudiaran y prosperaran.

Todas estas vivencias y muchas más que se compartieron con entusiasmo, entre risas, alguna que otra lágrima e incluso aplausos, dejaron un poso emotivo e ilusionante como para varios encuentros más. Tras el diálogo que continuó más allá de la actividad, se hicieron las grabaciones de algunos testimonios y otras sorpresas con las que seguir tirando del hilo de los recuerdos para anudarnos al futuro…

Suscríbete a nuestro boletín.

Anudando es un proyecto vivo. Recibe en tu correo todas las novedades: encuentros, talleres, audiovisuales. ¡No te pierdas nada!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Puede aceptar o rechazar las cookies, así como obtener más información en nuestra página de política de cookies.    Más información
Privacidad